Juzgado ordena a empresa ASENAV pagar $32 millones a trabajadores por demanda laboral

0
9090

El Juzgado de Letras del Trabajo de Valdivia acogió la demanda laboral interpuesta por Víctor Marcelo Alarcón Pfeiffer, Roberto Carlos Jara Molina y Víctor Manuel Zúñiga Beroiza en contra de Astilleros y Servicios Navales S.A., Asenav, por el daño moral sufrido por los trabajadores tras contraer enfermedades profesionales.

En el fallo (causa rol 225-2016), el tribunal acogió -el 18 de mayo pasado- la acción judicial presentada por los demandantes y ordenó al astillero pagar una indemnización de 32 millones de pesos, más las costas de la causa, tras conocer la prueba documental y testimonial que dio por acreditada la responsabilidad de la empresa en la enfermedad profesional de sus trabajadores.

“Las enfermedades profesionales señaladas causan excesivo dolor y sufrimiento, aparte de producir incapacidad para realizar las labores que hacían habitualmente e, incluso, impiden efectuar labores hasta en el hogar como cortar leña, acarrear bultos pesados, bolsas de supermercado, cargar niños y otras de similar naturaleza (…) dichos padecimientos constan de los detallados informes sicológicos que obran en la causa y que se explican por sí solos con su sola lectura y, adicionalmente ambos testigos de la parte demandante fueron precisos en describir que fueron las tareas que los actores ejecutaban en sus trabajos las que causaron las enfermedades, como también dieron cuenta de los señalados padecimientos”, sostiene el fallo.

La resolución que agrega que “la numerosa prueba documental rendida por la parte demandada así como el cd de fotografías acompañado, efectivamente acreditan la dictación de charlas de seguridad, la entrega de información y de elementos para evitar accidentes y enfermedades, así como el cumplimiento de la normativa propia de la Ley 16.744 y sus reglamentos (…) pero el artículo 184 del Código del Trabajo expresa que el empleador está obligado a tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores, manteniendo las condiciones adecuadas de higiene y seguridad en las faenas, como también los implementos necesarios para prevenir accidentes y enfermedades profesionales”.

“(…) si la empresa hubiera adoptado todas las medidas necesarias, los actores no habrían llegado a sufrir las enfermedades profesionales que se han descrito y que en dos de los casos ya existen evaluaciones que califican de permanentes las incapacidades que han llegado a sufrir (…) respecto de las causas que motivaron las enfermedades profesionales ya referidas, no se ha demostrado la existencia de algún dolo de parte de la empresa demandada; pero sí se acredita su culpa en tales causas por el hecho de no haber adoptado todas las medidas necesarias como ya quedó dicho. Es culpa por omisión” señala la sentencia.

Por lo tanto, concluye: “visto además lo dispuesto en las normas legales citadas, artículo 446 y siguientes, 459 y 485 y siguientes del Código del Trabajo, se hace lugar a la demanda sólo en cuanto se condena a la parte demandada Astilleros y Servicios Navales S.A. (Asenav) a pagar a título de daño moral y a los trabajadores que se indican, las siguientes sumas:

1.- A Víctor Alarcón Pfeiffer, la suma de $ 14.000.000.- (catorce millones de pesos).

2.- A Roberto Jara Molina, la suma de $ 14.000.000.- (catorce millones de pesos).

3.- A Víctor Zúñiga Beroíza, la suma de $ 4.000.000.- (cuatro millones de pesos)”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here