Emprendedora valdiviana demandó a empresa santiaguina por millonarias pérdidas a su local

0
14646

Janet Añazco se dedica al rubro de la pastelería en Valdivia, y hace casi tres años decidió dejar atrás más de 20 años de trabajo para diversas empresas del rubro gastronómico y emprender su propio proyecto, llamado “Almendra, Panadería y Pastelería Gourmet”, el cual se ubica en calle Cochrane.

Con esfuerzo y de la mano del endeudamiento en casas bancarias sacó adelante su iniciativa, la que cuenta con una cartera de clientes importantes de la región de Los Ríos. Sin embargo no ha estado exenta de problemas.

En septiembre de 2017, Janet Añazco, compró un horno marca Venancio  a la empresa Maqky-Frio Comercializadora de Maquinarias, avaluada en más de 3 millones de pesos, producto por el cual se endeudó y que nunca logró dar resultados por las fallas técnicas que traía desde la fábrica, por lo que tuvo que interponer una demanda contra la empresa Maqky-Frio Comercializadora de Maquinarias  por los daños causados a su local comercial.

“Lo compramos antes del verano para cumplir con nuestros clientes, en una época donde los restoranes aumentan su público y nosotros queremos siempre cumplir con ellos, este horno venía a solucionar esa logística. Sin embargo la primera quincena de enero comenzó con explosiones internas suaves, pero tres días después explosionó fuerte por lo que activó el sistema de seguridad, perdimos la producción del día. Llamamos a la empresa, quedaron de contestar pero no lo hicieron”, recuerda Janet.

La emprendedora insistió en contactarse con la empresa generándose un acercamiento que califica como insuficiente, “la señorita coordinadora de la garantía me dijo que por qué no  tomaba el horno y lo llevaba a Valparaíso, como si se tratara de un hervidor o algo por el estilo. Luego llegó un técnico con un repuesto, que me hizo contratar con mi dinero a un técnico para poner la pieza, el problema es que las mediciones nunca dieron el óptimo, todo quedó en el informe que se envió a la empresa, hasta el día de hoy no han respondido al respecto”, dijo.

Añazco agregó además que la perdida que ha generado el equipo en mal estado ha sido millonaria, “la empresa no se hace responsable por el producto, tuve que volver a endeudarme y comprar otro horno de características menores, con lo que se alargan los tiempos de producción, las horas hombre y el consumo de gas, y es que nunca le fallaremos a nuestros clientes, si eso implica trabajar más horas y ganar menos lo hacemos, ellos no tienen la culpa de que nos hayan estafado”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here